12
Dic
08

La carta de Catalá y las burbujas.

images

Alcalde: la Expo salió demasiado bien. No te lo perdonan… No nos lo perdonan. El río recuperado para siempre, los puentes, los cinturones, los barrios, las inversiones, el nombre y la fama de la ciudad- Demasiado para un socialista- Demasiado para Belloch.

Y cuando hablo de que no te perdonan, no me refiero a la derecha política, que estaría en su derecho, me estoy refiriendo a la derecha de verdad, a la que paradójicamente más les ha beneficiado esta etapa de prosperidad, a la que influye y manda, y la que, este es su drama y su trauma, ni ha protagonizado, ni pilotado, ni dirigido todo este maravilloso momento de cambio que vive la ciudad.

¿Te acuerdas del principio? Te hicieron –nos hicieron– la vida imposible. “¡Se irá!”, “¿qué querrá de verdad?”, “no aguantará”, decían. No aguantaban que alguien que ellos no manejaran, alguien en quien no pudieran influir, llegara a ser alcalde de Zaragoza. Ellos siempre prefieren peleles. Evidentemente no te conocían, te empeñaste en ser alcalde y lo fuiste, pasando cuatro años como concejal en la oposición. Rudi se fue, tu no.

Y empezaste a conseguir que Zaragoza se moviese, que se hablara de ella, que el mundo entero nos mirara y que viviéramos momentos de esplendor que nadie se había atrevido ni a soñar. Y cesaron los ruidos, pero no porque se hubieran dado cuenta de que se habían equivocado, no porque admitieran que tú –por supuesto también la ciudad–, hubieras ganado, ni siquiera por la Expo. No, Juan Alberto, suspendieron transitoriamente la lucha porque se dieron cuenta de que los ciudadanos –¡bendita democracia!– se hubieran levantado en armas, porque los zaragozanos sabían que por fin tenían un buen alcalde.

La derecha, la derecha de verdad, no es un prodigio de ética, pero tampoco es necia-Convenía un alto el fuego, incluso un subirse al carro del enemigo y participar en los honores de una gran victoria. Pero ellos, que nunca entendieron la Expo, tampoco entienden que la Expo empieza ahora. Por tanto, se acabó el armisticio: comience de nuevo el acoso y derribo.

Pero, ¿cómo conseguir que ese apoyo popular hacia el alcalde se difumine?, ¿cómo lograr el campo libre para la batalla?. Fácil: se busca un tonto útil que esté muerto políticamente, pero no enterado de ello; una buena campaña mediática de casquería, amarillismo, demagogia y mentiras; tipografía de lujo- y a esperar. En su estrategia piensan que los ciudadanos son manipulables y que pronto se olvidarán de la Expo, que incluso no saldrán de casa para no ver la nueva ciudad. Que una mesa, unas sillas y un despacho –que otros alcaldes utilizarán después de ti–, serían suficientes para acabar contigo. Y se equivocaron.

Juan Alberto, no sé si esta carta servirá de algo. No sé si es un mero desahogo personal o una necesidad de que por una vez se publiquen verdades, sentimientos, sensaciones e indignaciones que empezamos a tener muchos ciudadanos….

Alcalde, me despido hasta mañana, porque tenemos que seguir trabajando en los grandes proyectos de esta ciudad: gestionar los más de 100 millones de euros que hemos logrado del Gobierno central, los proyectos del tranvía, el museo de la ciencia, el plan de barrios, la futura Expo Paisajes 2014, la creación de empleo y la trasmisión de ilusión. Seguir haciendo de Zaragoza, en definitiva, aquella ciudad que en 1999 tú tenías en la cabeza y hoy todos tenemos ante nuestros ojos.

Concejal de Hacienda, Economía y Régimen Interior del Ayuntamiento de Zaragoza “

——————————————————————————————

 

 

 Al leer esta carta primero pensé que se la ha escrito un mal asesor, luego me entró la risa (me imagino a Catalá besando la mano de Belloch).

 

Esta carta de amor de bufón a su rey, es todo un ejemplo de la burbuja en la que viven (en este caso los del PSOE en el ayuntamiento).

 

Construcción de la burbuja:

Primero llegan al poder abiertos a toda crítica (hasta las ven constructivas y dan gracias por ellas). Luego ya les empieza a molestar todo aquel que no apruebe sus acciones o decisiones. Cuando ya se vuelven más picajosos, solo se “ajuntan” con otros que les doren la píldora. Y finalmente, solo ellos tienen La Razón. Entonces, empieza el espectáculo. Comienza la política de “por mis huevos que se hace”.

 

Pero cada día tengo más claro que la burbuja no solo es accesoria de los políticos, también hay asociaciones burbuja, plataformas burbuja etc.…

Burbujas que se construyen a medida de cada uno, donde vivir agusto, calentito y con los que opinan más o menos como tú.

Así que cada uno en su burbuja es feliz.

 

Anuncios

5 Responses to “La carta de Catalá y las burbujas.”


  1. diciembre 12, 2008 en 7:33 pm

    Jajaja. Coincido en la segunda reacción. Pensé que era una parodia, sobre todo el primer párrafo es antológico. La segunda es pensar en los buenos caldos de Aragón, porque consumirá los de aquí, digo yo.

  2. diciembre 12, 2008 en 8:31 pm

    La verdad es que si esa carta la escrito realmente Catala es un grito desesperado, porque saben que la Rudi, tiene más tirón político en esta ciudad que el desgastado del Belloch, yo creo que o buscan otro candidato y le hacen una buena campaña o el PP volverá a Gobernar en el Hay-untamiento… por el tiron de Rudi en la DGA ante la huida de Iglesias… bueno la verdad es que el PSOE o el PP da igual son tal para cual… excepto porque el PP es aún más de derechas que el PSOE…

  3. diciembre 14, 2008 en 7:46 pm

    Yo cuanto más la leo, más flipo…. ya se que no es una reflexión muy currada, pero es que tiene tela, pa mear y no echar gota!!!

  4. 4 Pepe
    diciembre 14, 2008 en 7:55 pm

    Querido Francisco, aunque todo el mundo piense que la Expo ha sido un desastre, tu y yo sabemos que están equivocados. Todo fue como creíamos, ahora muchas empresas nos deben favores y otras los favores los añadimos en nuestras cuentas en las Islas Caimán.
    Tu salud como la de Juan Alberto se vio un poco afectada con estos maravillosos días; comidas, cenas, comidas, cenas, comidas, cenas a costa de esta altruísta ciudad, con mil y un paises aunque los que mejor se portaron fueron esos que no se que les pasa con las mujeres, pero que más da.
    Ahora todos somos más felices.

  5. diciembre 15, 2008 en 1:59 pm

    Catalá era el mamporrero más despreciable del guerrismo, el último mohicano del marquismo. No es más españolista (además) porque no se entrena. Uno de los arrivistas que se arrimaron a Belloch (otro es Gimeno, el vicealcalde, ese superviviente, que también ayudó a hundir a Marraco y Marco, mientras él flotaba como la mierda).
    Tal vez Rudi tenga más tirón que Belloch, pero… es


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Blog Stats

  • 26,595 hits

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2 seguidores

Top Clicks

  • Ninguna

A %d blogueros les gusta esto: