09
Jul
09

– ¿QUIÉN ELIGE AL QUE MANDA? (IV)

Continuación del post de cienguitarras , sobre la democracia interna en los partidos del estado español.

– El precedente de las primarias del PSOE ha hecho que nadie las repita.

Todos coinciden. Ninguno cree que el experimento se vaya a repetir, como ha ocurrido de hecho tras el fiasco socialista del año 2000, y apuntan como solución intermedia “dar mayor funcionalidad y poder a los órganos colegiados de los partidos, a sus asambleas“, como apunta Rebollo.

Hay otra aportación que contribuiría a mejorar el debate interno en las organizaciones políticas. Lo apunta Nicolás Pérez Sola, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Jaén. “Hay unas pautas de comportamiento muy parecidas en todos los partidos. Las leyes exigen transparencia, pero en la práctica, el funcionamiento interno es muy opaco”.Según señala este jurista, “bastaría con el mero cumplimiento de la ley por parte de los partidos”, con “interiorizar” el funcionamiento democrático en sus organizaciones aunque este modelo, según admite Pérez Sola, “está reñido con el pragmatismo del partido cohesionado en torno a un líder y un mensaje claro, pensado de cara al cartel electoral”. Sin llegar a tirar la toalla de las primarias, subraya otro paso intermedio: “Que, en la configuración de las listas al menos, las bases tuvieran más peso”.
La falta de debate interno de España es similar en el resto de Europa
El artículo continúa en el Blog de Ivan Andrés

Anuncios

1 Response to “– ¿QUIÉN ELIGE AL QUE MANDA? (IV)”


  1. julio 9, 2009 en 12:31 pm

    Yo ya soy firme partidario de las listas abiertas. Creo que mientras existan las listas cerradas y bloqueadas el sistema político seguirá alejado de la gente.
    Creo que lo fundamental no es el sistema de elecció de la dirección del partido, sino cómo se elaboran las listas electorales.
    ¿Cómo elegimos a los que vamos a presentar, y ordenar, en la lista cerrada y bloqueada que nos impone la ley y nos van a representar en caso de salir elegidos?
    Esto se suele suplir con el consabido “claro liderazgo”, pero en realidad, por muy claro que sea ese lidarzgo, hay que establecer un sistema para que ese “claro liderazgo” se vea efectivamente en los votos y para cuando precisamente no sea tan claro.
    En Puyalón-CHA utilizábamos un sistema de voto ponderado, que es el mejor que conozco y se me ocurre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Blog Stats

  • 26,535 hits

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2 seguidores

Top Clicks

  • Ninguna

A %d blogueros les gusta esto: